DEVOCIONAL PARA NIÑOS:

DÍA 17 - LAS DECLARACIONES DE JESÚS

 

LECTURA: Juan 8:48-59

ENSEÑANZA:

En esta historia, Jesús hace algunas afirmaciones radicales y, como resultado, la multitud se enoja mucho, ¡lo suficientemente enojada como para que al final quieran matarlo! Entonces, ¿qué afirmó Jesús que hizo enojar tanto a la multitud? En el texto vemos dos cosas:

1) Jesús afirmó que su enseñanza tenía el poder de evitar que la gente muriera. La multitud tenía razón al señalar que todos, incluso los grandes héroes del Antiguo Testamento mueren. Pero Jesús no estaba hablando de vivir para siempre aquí en la tierra. ¡Jesús estaba hablando sobre la plenitud de la vida que se puede experimentar aquí y ahora y la vida eterna que se experimentará allí y luego, en el cielo, con él!

2) Jesús afirmó ser "antes de Abraham". De hecho, usó la frase "Yo soy", ese fue el nombre que Dios usó para sí mismo cuando se reveló a Moisés. ¡Jesús decía ser Dios! Mucha gente piensa que Jesús fue un buen maestro, un buen hombre o un buen ejemplo. Pero Jesús afirmó ser más que eso ... afirmó ser Dios y, en última instancia, por eso fue asesinado. Jesús no estaba confundido acerca de su identidad y nosotros tampoco deberíamos estarlo. ¡Jesús es el Dios eterno!

Preguntas Para Meditar

NIÑOS PEQUEÑOS/PRE-K:

• En esta historia, ¿quién le dice a otros que él es Dios?

• En esta historia, ¿qué tipo de vida promete Jesús?

NIÑOS:

• En esta historia, ¿qué dos afirmaciones hizo Jesús?

• ¿Por qué la gente estaba tan enojada por esas afirmaciones?

• En esta historia, ¿qué tipo de vida promete Jesús?

ORACIÓN:

Dios, gracias por la verdad que se encuentra en Jesús. Gracias por no haber venido sólo para ser una buena persona o un gran ejemplo. Gracias porque Jesús vino como Dios para hacerse hombre para que pueda vivir perfecto en nuestro lugar y luego tomar nuestro lugar en la cruz, brindando esperanza y salvación para todos nosotros. Ayúdame a considerar, creer y defender los declaraciones de Jesús. Ayúdame a vivir mi vida de acuerdo con esas declaraciones. Gracias porque no me pides que haga esto por mi cuenta, sino que me das tu gracia, tu Espíritu y la familia de mi iglesia para ayudarme. En el nombre de Jesús, amén.