Los niños comparten su fe desde casa

Publicado en Recursos para niños

Durante esta crisis de COVID-19, los niños tienen que permanecer en casa. Algo bueno de esta crisis es que muchas personas están pensando por primera vez en el cielo, el infierno y su propia mortalidad. Este es el momento perfecto para que los niños que ahora pasan todo el tiempo en casa busquen maneras de hablarle al mundo acerca de Jesús. Aquí hay algunas maneras:

Tarjetas en línea: Los niños pueden usar las compañías de tarjetas en línea y enviar tarjetas a sus familiares y amigos y comunicar un mensaje acerca del amor de Dios. Hay varios sitios web desde donde se pueden enviar estas tarjetas de manera económica o gratuita. A ellos también les encantaría recibir una tarjeta animada de sus líderes del ministerio de niños en que les digan que los extrañan.

Haga una tarjeta hecha en casa y tome una foto: Los niños pueden hacer su propia tarjeta para sus seres queridos, basta con que se tomen una foto y la envíen por mensaje de texto o correo electrónico a sus seres queridos. La tarjeta puede tener un mensaje sobre el amor de Dios por ellos.

Llamada telefónica: Los niños pueden llamar a sus amigos y seres queridos, y como parte de la llamada, pueden preguntar si conocen a Jesús como Salvador. A menudo, la pregunta de un niño puede atravesar el endurecido corazón de una persona.

Arte con tiza: Los niños han comenzado a dibujar mensajes del evangelio y versículos en las aceras. A medida que las personas pasan, leerán estos mensajes escritos allí por un niño.

Publicación en Facebook: Los niños pueden compartir su testimonio y publicarlo en la página de Facebook de sus padres, con la aprobación de ellos.

Oración en Facebook: Los niños pueden grabar un corto video de ellos mismos mientras oran por Irán, Italia, China o los Estados Unidos. Tal vez podrían publicarse de tal manera que las personas de esos países al hacer una búsqueda en Facebook encuentren a un niño orando por Irán, etc.

Lecciones objetivas en Facebook: Los niños pueden grabarse mientras enseñan una lección objetiva y así comparten su fe de una manera creativa que pueden publicar en Facebook para que la gente la encuentre.

Ilusiones: Los niños pueden aprender una ilusión para hablar de su fe, y lo pueden hacer a través de mensajes de texto, videos o mediante la interacción personal con sus familiares y amigos.

Correspondencia con Flat Buddy: Los niños podrían enviar correos electrónicos a los misioneros de Buddy Barrel y los misioneros podrían tomarse fotos con Flat Buddy y enviarla por correo electrónico a los niños. Vea quién puede reunir más imágenes de Flat Buddy.

Cartas: Anime a los niños a escribir cartas y enviarlas por correo a sus seres queridos. Estas cartas deben invitar a las personas a conocer a Cristo. Deben ser una ocasión de expresar amor, preocupación y oraciones por la salud.

Hogares de ancianos: Casi todas las ciudades tienen al menos un hogar de ancianos. En este momento estas personas no pueden recibir visitas y seguramente se sienten solas. Motive a los niños a que hagan tarjetas o escriban cartas a las personas de un hogar de ancianos y las envíen por correo. Ellos pueden compartir sobre Jesús y cuánto los ama Dios. Los residentes se sentirán muy contentos de recibir cartas que los animen.

Hay muchas excelentes ideas que los niños pueden aprovechar para compartir su fe desde casa. ¡Envíenos sus propias ideas a kidmin@ag.org para que podamos agregarlas a esta lista! Mantenga a sus niños ocupados compartiendo su fe. Lea los artículos titulados: «Cómo hacer que los niños se sientan especiales mientras están lejos de la iglesia» e «Ideas divertidas para los niños mientras están en casa».

Copiar