Tres tipos de con ictos

 

Evaluación: ¿Qué tipo de con ictos piensas que los líderes enfrentan más a menudo?

 

Perspectivas e ideas 

 

Más allá de tu habilidad para lograr la paz, todos experimentamos el con icto de alguna manera.

 

Santiago 4:1-6 (nvi) nos describe varias maneras de con icto: «¿De dónde surgen las guerras y los con ictos entre ustedes? ¿No es precisamente de las pasiones que luchan den- tro de ustedes mismos? Desean algo y no lo consiguen. Matan y sienten envidia, y no pueden obtener lo que quieren. Riñen y se hacen la guerra. No tienen, porque no piden. Y, cuando piden, no reciben porque piden con malas intenciones, para satisfacer sus propias pasio- nes. ¡Oh gente adúltera! ¿No saben que la amistad con el mundo es enemistad con Dios? Si alguien quiere ser amigo del mundo se vuelve enemigo de Dios. ¿O creen que la Escritura dice en vano que Dios ama celosamente al espíritu que hizo morar en nosotros? Pero él nos da mayor ayuda con su gracia. Por eso dice la Escritura: “Dios se opone a los orgullosos, pero da gracia a los humildes”».

 

Santiago nos presenta tres tipos de con ictos:


1. 
El con icto exterior. Santiago comienza su enseñanza sobre el con icto con una pregunta: «¿De dónde surgen las guerras y los con ictos entre ustedes?». Aquí Santiago se re ere al con icto relacional entre los seguidores de Cristo. Independientemente de cual sea la situación, el problema más grande en cualquier con icto es la salud de las personas involucradas. Las personas saludables saben cómo navegar exitosamente por el con icto, pero las personas poco saludables lo producen y lo perpetúan.

 

2. El con icto interior. Santiago hace mucho más que tan solo identi car los con ictos en la iglesia. Cuando Santiago responde a su propia pregunta con otra pregunta lidia directamente con la raíz del problema: «¿No es precisamente de las pasiones que luchan dentro de ustedes mismos?». Las pasiones a las que Santiago se re ere son los deseos sensuales que nacen del egoísmo propio. Santiago nos muestra una progresión, un incremento, del con icto al hacer una conexión entre las pasiones (deseos) y lasguerras. Santiago habla sobre el deseo de querer algo que parece estar fuera de nuestro alcance; esto es el deseo interior. Luego habla sobre el reaccionar agresivamente con riñas y violencia; esto es la guerra exterior. El punto está claro: nuestros deseos inter- nos insatisfechos producen nuestras guerras externas descontroladas.

 

3. El con icto hacia arriba. El con icto hacia arriba es la tensión que tenemos con Dios. ¿Qué causa este con icto? Los versículos 2 al 6 nos dan la clave: malas intenciones, relaciones adúlteras y el orgullo. En otras palabras, experimentamos con ictos con Dios cuando oramos con malas intenciones, practicamos la in delidad espiritual y nos conducimos con un espíritu de orgullo. Esto es lo que Santiago nos dice: la paz hacia arriba crea la paz interior que produce la paz exterior.

 

Reflexión y debate

 

1. ¿Cómo Santiago 4:1-6 te habla a ti como líder (en el hogar y en tu trabajo)?


2. ¿Con qué clase de con ictos crees que los líderes luchan más: exterior, interior o hacia 
arriba? ¿Por qué?

3. ¿Con qué clase de con ictos estás siendo desa ado a enfrentar en tu propia vida o ministerio?

 

Aplicación

Dedica un tiempo en oración y pide al Espíritu Santo que te revele cualquier tipo de con- icto que necesitas resolver, sea exterior, interior o hacia arriba. Lo que sea que sientes que Dios te dice, sé obediente a la dirección de Dios.

 

«¿De dónde surgen las guerras y los conflictos entre ustedes? ¿No es precisamente de las pasiones que luchan dentro de ustedes mismos? Desean algo y no lo consiguen. Matan y sienten envidia, y no pueden obtener lo que quieren. Riñen y se hacen la guerra. No tienen, porque no piden. Y, cuando piden, no reciben porque piden con malas intenciones, para satisfacer sus propias pasiones. ¡Oh gente adúltera! ¿No saben que la amistad con el mundo es enemistad con Dios? Si alguien quiere ser amigo del mundo se vuelve enemigo de Dios. ¿O creen que la Escritura dice en vano que Dios ama celosamente al espíritu que hizo morar en nosotros? Pero él nos da mayor ayuda con su gracia. Por eso dice la Escritura:

“Dios se opone a los orgullosos, pero da gracia a los humildes”» (Santiago 4:1-6, nvi).

 

Tres tipos de con ictos:


1. El con icto ______________________. Santiago comienza su enseñanza sobre el con icto con una pregunta: «¿De dónde surgen las guerras y los con ictos entre ustedes?».

 

2. El con icto ______________________. «¿No es precisamente de las pasiones que luchan dentro de ustedes mismos?». Nuestros deseos internos insatisfechos producen nuestras guerras externas descontroladas.

 

3. El con icto ______________________. El con icto hacia arriba es la tensión que tenemos con Dios. ¿Qué causa este con icto? Los versículos 2 al 6 nos dan la clave: malas intenciones, relaciones adúlteras y el orgullo.

 

Aplicación

Dedica un tiempo en oración y pide al Espíritu Santo que te revele cualquier tipo de con icto que necesitas resolver, sea exterior, interior o hacia arriba. Lo que sea que sientes que Dios te dice, sé obediente a la dirección de Dios.