Líderes: ¿Estamos capacitando a los voluntarios y a los líderes?

 

Evaluación: De una escala del 1 al 10, ¿qué tan bien capacitamos a los voluntarios y líderesen nuestra iglesia?


Perspectivas e ideas


El apóstol Pablo dijo: «Él mismo constituyó a unos, apóstoles; a otros, profetas; a otros, evangelistas; y a otros, pastores y maestros, a fin de capacitar al pueblo de Dios para la obra de servicio, para edificar el cuerpo de Cristo. De este modo, todos llegaremos a la unidad de la fe y del conocimiento del Hijo de Dios, a una humanidad perfecta que se conforme a la plena estatura de Cristo» (Efesios 4:11-13, nvi).

Una de nuestras principales responsabilidades como pastores es capacitar al pueblo para servir. Predicar no es suficiente, también debemos desarrollar líderes.

Desarrollar líderes es uno de los desafíos más comunes que los pastores enfrentan. ¿Por qué? Porque el trabajo es arduo. Pero no puedes medir la salud de tu iglesia sin medir que tan bien estás capacitando y empoderando a los líderes. ¿Cuál es la mejor manera de hacerlo?

Mide tres cosas:

1. Las posiciones. Empieza midiendo cuantas funciones existen en tu iglesia (y aun afuera de tu iglesia) donde la gente puede servir. Esta lista podría incluir a los saludadores, el equipo del estacionamiento, los que atienden el café, los trabajadores de la guardería, los líderes de los grupos pequeños, los voluntarios que trabajan con los jóvenes, el equipo de producción, ayudantes de oficina y otros. Cuando entiendes dónde la gente puede servir, estás mejor equipado para saber qué tipo de voluntarios y líderes necesitas reclutar.

2. La preparación. A continuación, evalúa en qué lugar de tu espectro de liderazgo está la gente. La mayoría de los espectros de liderazgo tienen múltiples niveles, así como voluntario, líder, entrenador, director y personal. Un voluntario podría ser un saludador, mientras que un líder supervisa a todos los saludadores. Un entrenador podría apoyar a un equipo de líderes de grupos pequeños, mientras que un director podría apoyar a un equipo de entrenadores. Evalúe cuántas personas están en cada función, en cada nivel de su espectro, esto te ayudará a determinar la capacidad que tiene tu iglesia para el
crecimiento futuro.

3. El potencial. Por último, evalúa cuántas personas tienen el potencial para avanzar de un nivel de su espectro de liderazgo al próximo. Por ejemplo, ¿cuántas personas al momento son voluntarias, pero tienen la capacidad de avanzar al nivel de liderazgo? Y, ¿qué tipo de entrenamiento necesitarán para avanzar al próximo nivel de responsabilidad?

Medir estas tres áreas no solo te ayudará a identificar el número de voluntarios y líderes, sino también capacitarlos para tu próximo paso.

Reflexión y debate

1. ¿Cuántos voluntarios activos tenemos? ¿Cuántos líderes activos tenemos?
2. ¿Tenemos un espectro de liderazgo que funciona? Si no, ¿cómo se vería crear un espectro de liderazgo para nuestra iglesia?
3. ¿Quién está preparado para asumir un mayor nivel de responsabilidad en nuestra iglesia?

Aplicación

Trabajen juntos como equipo para crear un espectro de liderazgo que claramente explique quien está a tal nivel, quien tiene el potencial de avanzar a un nuevo nivel de responsabilidad, y qué pasos deben dar para llegar allí. Este proceso podría demorar un poco, así que tal vez podría hacerlo uno de los objetivos para todo el personal por los próximos seis meses.

«Él mismo constituyó a unos, apóstoles; a otros, profetas; a otros, evangelistas; y a otros, pastores y maestros, a fin de capacitar al pueblo de Dios para la obra de servicio, para edificar el cuerpo de Cristo. De este modo, todos llegaremos a la unidad de la fe y del conocimiento del Hijo de Dios, a una humanidad perfecta que se conforme a la plena estatura de Cristo» (Efesios 4:11-13, nvi).

Mide el desarrollo de los voluntarios y los líderes:

1. _________________ . Empieza midiendo cuantas funciones existen en tu iglesia (y aun afuera de tu iglesia) donde la gente puede servir. Cuando entiendes dónde la gente puede servir, estás mejor equipado para saber qué tipo de voluntarios y líderes necesitas reclutar.

2. _________________ . Evalúa en qué lugar de tu espectro de liderazgo está la gente. La mayoría de los espectros de liderazgo tienen múltiples niveles, así como voluntario, líder, entrenador, director y personal. Esto te ayudará a determinar la capacidad que tiene tu iglesia para el crecimiento futuro.

3. __________________ . Por último, evalúa cuántas personas tienen el potencial para avanzar de un nivel de tu espectro de liderazgo al próximo.

Aplicación

Trabajen juntos como equipo para crear un espectro de liderazgo que claramente explique quien está a tal nivel, quien tiene el potencial de avanzar a un nuevo nivel de responsabilidad, y qué pasos deben dar para llegar allí. Este proceso podría demorar
un poco, así que tal vez podría hacerlo uno de los objetivos para todo el personal por los próximos seis meses.